Pararse es morir. El tiempo no para. Nuestro cuerpo, nuestro corazón no para. La falta de movimiento es la falta de vida. Y fluir por la vida, es vivirla intensamente, sentir plenamente todo lo que somos, sentir que nuestra vida tiene un sentido, un objetivo más grande que el propio fluir, una influencia en la vida misma, una aportación, como cada gota aporta al río y crea su corriente.

Fluir, sentir, gozar, estar plenamente en quienes somos y estar plenamente con lo que nos rodea.

  • «No podemos bañarnos dos veces en el mismo río porque sus aguas siempre se renuevan»
    (Heráclito, 540-480 a. C.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pares aquí

Hay más que explorar

Nuestra Community

Subscribete A la newsletter.

×

Tabla de contenidos

Ir arriba

¿Necesitas una mano para alcanzar tus objetivos?

Estás en el lugar correcto.

Mi Nuevo libro " Tu Nueva A- Normalidad" Esta a la venta!

small_c_popup.png

Subscribete a La Newsletter Y

Escribeme Un Mensaje