¿Me Maltrato? ¿Practico el Autosabotaje?

Alta Autoestima: ¿Me maltrato? ¿Practico el Autosabotaje?

Lectura: 5 min. Reflexión: toda la vida

¿Soy una persona que me maltrato a mí misma?

¿Qué papel juega aquí una baja Autoestima?

En este póster hablan sólo de 6 formas de maltratarse a uno mismo (¿hay más?, sí):

  1. Alimentándose mal.
  2. Manteniéndose en relaciones tóxicas.
  3. Criticándose a uno mismo.
  4. Saboteando el propio éxito (Autosabotaje).
  5. Dudando de la propia valía.
  6. Ocultándose tras una fachada complaciente con los demás.

Ya he hablado en algún otro post de algunos de estos puntos. Por ejemplo de sabotaje (4) en el post de Alta Autoestima y Autosabotaje , en el que hablaba de una de las formas de autosabotearse que es posponiendo acciones, decisiones, reflexiones… a lo que se llama “Procrastinar”.

Dudar de nuestra propia valía (5) la practicamos continuamente si tenemos una Baja Autoestima. Nos creemos menos que los demás y, por ende, los demás son más importantes que nosotros. Y eso nos lleva a querer complacer a los demás y no ser nosotros mismos (6).

Si no somos nosotros mismos, admitimos en nuestra vida a personas que no nos hacen bien, sino todo lo contrario: son relaciones tóxicas (2), con las que sacamos lo peor de nosotros porque no sabemos o no podemos gestionar el separarnos del impacto que nos producen.

Nos criticamos (3) cuando hemos hecho -o pensamos que hemos hecho- algo que “no está bien”. Esto es posiblemente debido a nuestro altísimo nivel de exigencia y de perfeccionismo, donde un simple fallo o desvío lo vemos como un gran error o fracaso.

Y una de las herramientas más practicadas para maltratarnos es la Alimentación: la ingesta excesiva o el tragar alimentos que son dañinos para nuestra salud.

El que esté libre de éste maltrato (o de alguno de las 6 formas de maltratarse), que tire la primera… galleta.

Y digo galleta, porque… cuando nos invitan a una galleta (por ejemplo si es el cumpleaños de ese compañero apreciado del trabajo), ¿quién dice que no? ¿Quién tiene el valor de decirle: “no gracias, no es bueno para mi cuerpo, no me quiero maltratar?”. Creo que el 99,99% de nosotros no tendría el valor de decirlo, y cogeríamos la galleta. Y el 99,99% de los que la cogeríamos, nos la comeríamos (y relameríamos). Y todo ello sabiendo que no nos iba a sentar bien.

¿Cuántas veces, y dime si te identificas con esto, has pensado… el lunes ya, sin falta, esta vez de forma definitiva (con el famoso “esta sí que sí”), me  controlo en la comida? ¿Cuántas? Muchas. Y cuántas de esas veces ha coincidido que, justamente ese lunes, ha sido cuando, casualmente, sin previo aviso, sin apenas ser consciente, hay un mal compañero, al que se le ocurrió nacer ese mismo día, hace 37 años, y hoy por circunstancias de la vida, va y está en tu lugar de trabajo, con la mala intención de convidarte a una galleta que para nada está alineada con las buenas intenciones, profundamente meditadas, de mantener “alineada tu línea”, e incluso meterla más en cintura, junto a ese pliegue de forma convexa que sale por encima del pantalón.

Algunos dicen que éste hecho (el de resistirse a la galleta o la comidita rica del momento) tiene que ver más con la fuerza de voluntad, que con una Alta Autoestima o un automaltrato. Pero yo digo… ¿es  fuerza de voluntad? ¿o es más bien tener la gran suerte de tener una excusa perfecta -la de no ofender al amigo del cumpleaños-, que nos “permite” comer la galleta con una buena justificación y sin sentirnos tan culpables?

Pues así, parecido, hacemos con el resto de las 6 formas de maltratarnos. Decimos, por ejemplo, ante una persona con la que, por decirlo suavemente, nos “sienta mal estar”: mañana no le aguanto esto, o le digo lo otro. Y aquí la palabra clave es “mañana”. Y siempre lo cumplimos. Porque ese día siguiente, lo volvemos a dejar para “mañana”, y así sucesivamente. Porque… ¡si digo que se lo digo mañana, se lo digo mañana! Pero todos sabemos, que mañana nunca llega.

¿Y qué decir de “criticarnos a nosotros mismos”? Ésto, en algunos sitios es deporte nacional. ¿Exagerada? Se practica más que el fútbol. Criticar al vecino, al compañero, al de la esquina……….. (y aquí pongo muchos puntos suspensivos porque la lista es muyyyyyyy larga). Esto es una práctica constante. Y la re-crítica también. Esto es: una vez criticada esa persona por primera vez, se lo contamos y recontamos a unos cuantos, que a su vez lo cuentan y recuentan a otros cuantos… y se nos llena la boca de saliva venenosa. Y después, con tanta práctica… ¿cómo no vamos a criticarnos a nosotros mismos?

Y vamos creando “silos” o espacios agrupados de personas en los que criticamos, y con los que nos aliamos para criticar, justificar, tener razón, encontrar pruebas que den peso y consistencia a nuestras críticas, y así sentirnos bien haciendo lo que hacemos: criticar. Y criticar, no viene bien a nadie: ni al que critica, ni al que asiente, ni al criticado.

Por otra parte, si nos acostumbramos a ver siempre la parte “oscura” de los demás y de las cosas, de tanto practicar, también seremos muy hábiles para ver la parte “oscura” nuestra. Y a veces lo hacemos tanto, creamos tal hábito criticando, que hasta la cosa “gris clarita” nos parece un manchurrón gordo del “lado oscuro de la fuerza”.

Ejercicios para la Autoestima y para dejar de maltratarse. Hay muchos ejercicios, pero para comenzar te voy a ofrecer dos muy sencillos.

  1. No entres en conversaciones donde se está hablando de algo desagradable o se comenta de forma poco positiva algo de alguien. Si no entras en contacto, no te intoxicarás.
  2. Aprecia los detalles y las actitudes de quienes tienes alrededor. Aunque no sean personas de tu gran aprecio, igual que en una floristería, es mejor fijarse en lo bueno (las flores preciosas), que en lo malo (las flores marchitas).

Te planteo un reto. ¿Te animas? Estar una semana sin hablar u oír nada malo sobre otras personas o sobre cosas ocurridas. Fíjate cuánta gente habla mal. A ver cuántos días seguidos puedes estar sin intoxicarte de nuevo.

Seguro que practicando esto, consigues una Alta Autoestima en menos tiempo de lo que crees, porque empezarás también a ver lo positivo de ti más fácil. Y comenzarás a crear el hábito de poner el foco en lo positivo de las personas y de la vida, en lugar de ponerlo en lo negativo.

Tanto si quieres ponerte en marcha con el reto y lo consigues, como si no, deja tu comentario a este post “Alta Autoestima: ¿Me maltrato? ¿Practico el Autosabotaje?

Por Koro Cantabrana, experta en Liderazgo y Alta Autoestima

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pares aquí

Hay más que explorar

Nuestra Community

Subscribete A la newsletter.

Ir arriba

¿Necesitas una mano para alcanzar tus objetivos?

Estás en el lugar correcto.

small_c_popup.png

Subscribete a La Newsletter Y

Escribeme Un Mensaje