¿Aceptas tus debilidades?

Lectura: 4 min  Reflexión: todo el día.

Dicen que hay que aceptar nuestras debilidades. Cuando dicen algunos esto, ¿a qué se refieren? Debilidades de esas de… “¿la carne es débil?”, “¿Las personas somos débiles y es difícil tener la fuerza de voluntad necesaria?”, “¿Somos débiles para levantar un elefante con un solo dedo?”…

Todas estas son formas diferentes de ver el concepto de “debilidad”.

¿Y qué tiene que ver este concepto de “debilidad” con la Alta Autoestima?

Cuando se habla de aceptar nuestras debilidades,  por ello se suele entender que tenemos que admitir aquellas partes de nosotros que no están a la altura de lo que nosotros esperamos de ellas. Es decir, que no nos auto valoramos en un 10 en esa cualidad o característica.

Por ejemplo, uno puede tener la “debilidad” de ser poco constante, de falta de foco… u otras.

Yo no diría que hay que aceptar las debilidades. Yo diría que hay ser conscientes de ellas, para buscar la manera de que esas debilidades no nos causen unos resultados que no queremos. Y por supuesto trabajarlas, apoyándonos en nuestras fortalezas, para minimizarlas.

Además, uno ve debilidades en sí mismo cuando se compara con otros. Dicen que las comparaciones son odiosas, pero sólo podemos saber la medida de algo si lo comparamos. Por ejemplo, mi amigo puede estar 10 horas con el foco puesto en algo, y yo 5.

El reto viene cuando, al comparamos, en lugar de quedarnos con la referencia, la medida (ese dato del que hay diferencia), sacamos un juicio de valor.

Cuando hay una Baja Autoestima, solemos elegir características las nuestras con las que no estamos muy satisfechas, y las comparamos con las características a las que admiramos en ese aspecto. Es decir, si yo tengo poca capacidad para algo, busco alguien que admiro en ese “algo” y nos comparamos. Por su puesto, perdemos. Claro.

Aspecto Físico

Pasa lo mismo con aspectos físicos. Si no estoy satisfecho o contento con mi… por ejemplo, nariz, veo a todos aquellos que tienen una nariz que me gusta, y pienso que la mía, y concluyo que es más horrorosa todavía.

Cualquier aspecto físico con el que no estemos satisfechos, contentos o nos sintamos mal, está presente continuamente en nuestra cabeza, y parece que llevemos un radar constante con el que focalicemos y apuntemos a esa parte del cuerpo en todas las personas con las que nos topamos, y nos fijamos, sobre todo, en las que la tienen tal y como nos gustaría a nosotros tenerlos. ¿Te suena? Piensa en partes como: barriga, boca, pómulos, piernas, trasero, pecho, pies…  parte del cuerpo.

Así, con este uso de las comparaciones, nuestras características, cualidades personales, carácter, hábitos… parecen infinitamente peores de lo que son. Es decir, convertimos “eso” en “grandes debilidades” con las que no nos sentimos satisfechos, y por lo tanto, no nos aceptamos, y por lo tanto, no nos valoramos o estimamos, y por lo tanto, no tenemos una Alta Autoestima, sino una Baja Autoestima.

Así que… ¿qué son las debilidades? Sólo partes de nosotros (físicas o no) que no son tan fuertes como otras. Por desgracia, por educación y práctica, nos fijamos más en éstas que en las muchas buenas particularidades que tenemos.

Ejercicios para la Autoestima relacionados con las debilidades. Hay 6 partes en el ejercicio:

  1. Acepta que todas TODAS las personas tenemos puntos fuertes y puntos más débiles. Tú también. Y esa persona que admiras, también.
  2. Piensa en alguna característica tuya de la que sientas especial orgullo (con la que puedes “ganar” si te fueras a comparar).
  3. Cada vez que te pilles comparándote con alguien y “perdiendo” en la comparación, porque estás fijándote en un aspecto del que tú no te gustes, primero RECONÓCELO: “Ya estoy otra vez en esta comparación en la que pierdo”. Eso te ayudará a ser consciente de cómo te comportas.
  4. Después, piensa en esa característica o aspecto del que sientes especial orgullo, y siéntelo. Al sentir orgullo en este momento, irá desapareciendo esa sensación de malestar creada al principio -en la comparación que “perdías”-.
  5. Comprobarás  cómo, te habías acostumbrado sólo a compararte en “perder” y que sin embargo, podrías ganar muchas otras veces.
  6. Esto creará una Alta Autoestima, porque comenzarás a valorar aspectos tuyos que estimas. Además crearás el hábito de fijarte en tus aspectos positivos.

Te planteo un RETO. ¿Te animas?

Durante una semana, practica estos Ejercicios para la Autoestima relacionados con las debilidades.

Como he comentado en otros post, con estos Ejercicios para la Autoestima, y siguientes, el RETO Alta Autoestima, seguro que consigues una mejor Autoestima en menos tiempo de lo que crees, porque empezarás también a ver lo positivo de ti más fácil. Y comenzarás a crear el hábito de poner el foco en lo positivo de las personas y de la vida, en lugar de ponerlo en lo negativo.

Tanto si quieres ponerte en marcha con el reto y lo consigues, como si no, deja tu comentario sobre qué opinas de este post “Alta Autoestima: ¿Aceptas tus debilidades?

Por Koro Cantabrana, experta en Liderazgo y Alta Autoestima

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pares aquí

Hay más que explorar

Nuestra Community

Subscribete A la newsletter.

×

Tabla de contenidos

Ir arriba

¿Necesitas una mano para alcanzar tus objetivos?

Estás en el lugar correcto.

Mi Nuevo libro " Tu Nueva A- Normalidad" Esta a la venta!

small_c_popup.png

Subscribete a La Newsletter Y

Escribeme Un Mensaje