Liderazgo, Comunicación, Autoestima y Éxito. Equilibrio Personal y Desarrollo para ser Feliz

Mamá se va a la cama

Lectura: 1 min

Hoy me ha llegado un whatsapp. He visto mucha semejanza con mi vida y con la vida de muchas personas que conozco.

Me he reido, y he aprendido alguna que otra lección. No puedo poner de quién es porque no tengo referencias de quién lo ha creado. Espero que te guste.

Mamá y Papá estaban mirando la televisión cuando Mamá dijo “estoy cansada, es tarde, me voy a la cama”. Fue a la cocina a preparar los bocadillos para el día siguiente.

Puso en remojo los garbanzos, sacó  la carne del congelador para la cena del día siguiente, controló si quedaban bastantes cereales, llenó el azucarero, puso las cucharitas y los platos del desayuno en la mesa y dejó preparada la cafetera.

Puso la ropa húmeda en la secadora, la ropa sucia en la lavadora, planchó una camisa y cosió un botón, recogió los juguetes, puso a cargar el teléfono y guardó la guía telefónica.

Regó las plantas, ató la bolsa de basura y tendió una toalla.

Bostezó, se desperezó y se fue al dormitorio.

Se paró un momento para escribir una nota a la maestra, contó el dinero para la excursión y cogió un libro que estaba debajo de la silla.

Firmó una felicitación para un amigo y escribió la dirección en el sobre, escribió una nota para el charcutero y colocó todo junto a su bolso.

Mamá a continuación se lavó la cara con las toallitas, se puso crema anti-arrugas, se lavó los dientes y las uñas.

Papá se extrañó: -“pensaba que te estabas yendo a la cama”.

-“Estoy yendo”, dijo ella.

Puso un poco de agua en el bebedero del perro y sacó el gato al balcón, cerró la puerta con llave y apagó la luz de la entrada.

Dio una ojeada a los niños, les apagó las luces y la televisión y dió un beso a cada uno, recogió una camiseta, tiró los calcetines a la cesta de ropa y habló con uno de ellos
que estaba todavía haciendo los deberes.

En su habitación puso el despertador, preparó la ropa para el día siguiente y ordenó mínimamente el zapatero.

Añadió tres cosas a las seis de la lista de las cosas urgentes. Visualizó el alcanzar sus propios objetivos y sonrió de felicidad porque soñaba con ellos.

En ese momento, Papá apagó la televisión y anunció “me voy a la cama”. Y lo hizo, sin otros pensamientos.

¿Nada extraordinario?

¿Os preguntáis por qué las mujeres viven más tiempo? Porque están hechas para los largos recorridos (y no se pueden Morir antes, tienen demasiadas cosas que hacer).

Y AHORA…. ¡¡¡VETE A LA CAMA!!!

Doy gracias por tenerte: Madre, Hija, Esposa, Abuela, Hermanas, Buenas amigas, ‘’mujeres grandiosas’’.

Hasta aquí lo que me han enviado.

Deja tu comentario a este post “Mamá se va a la cama”

Similar posts

! Comentario

  1. 02/06/2015    

    Muchas gracias, Mary
    Me alegra que te guste el vídeo.
    Es el primero que hago, y no seré, ni mucho menos, el último.
    Sí, pongo mucho entusiasmo, y me da mucha energía, que tanto los vídeos como la página, se esté siguiendo tanto, y que esté gustando mucho.
    Lo que más me anima son los comentarios, y que haya personas que me digan que les esté sirviendo mucho para crecimiento personal.
    Eso es muy importante.
    Muchos besos, Mary
    Koro Cantabrana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*